¿Como curar las Hemorroides Trombosadas de Forma Natural?

Generalmente las hemorroides no representan tanta seriedad porque las personas tienden a tratarlas en un tiempo prudente. Sin embargo, cuando por uno u otro motivo no se reciben medicamentos o remedios para combatirlas se corre el riesgo de sufrir trombos.

Una hemorroide trombosada llega a ser demasiado incomoda y causa mucha presión en la zona anal, es por eso que se deben atender en cuanto comiencen a sentirse. Esto para evitar que se sigan dañando otras venas y que las molestias actuales empeoren.

La manera de tratar las hemorroides trombosadas puede ser médica o natural, esta última siempre será una opción muy buena para evitar las intervenciones médicas. Aunque hay una amplia variedad de pastillas y pomadas especiales, los remedios naturales beneficiarán más.

Lo que si debe ser parte fundamental de cualquier tratamiento con remedios naturales para las hemorroides trombosadas es mantener la constancia y mejorar los hábitos, tanto en las actividades realizadas a diario para evitar el sedentarismo como en la alimentación que se lleva.

¿Que son las Hemorroides Trombosadas?

Una hemorroide es una vena localizada en la parte interna o superficial del ano que se deteriora y pierde la flexibilidad. Al quedar ensanchada la vena se produce la aglomeración de sangre y por tanto se hincha.

Las hemorroides de la parte interna del ano casi nunca pueden ser vistas o tocadas a menos que estas se salgan a causa de pujar con mucha fuerza, ya sea al defecar o al dar a luz. Mientras que las hemorroides de la parte superficial son vistas fácilmente y pueden ser palpadas.

Ambas hemorroides pueden ser trombosadas. Esto sucede cuando la vena ha acumulado sangre por mucho tiempo, crece y se forman coágulos de sangre dentro de ella que no se diluyen en corto plazo como generalmente las hemorroides lo hacen.

Las hemorroides trombosadas pueden venir en la mayoría de los casos por venas hemorroidales internas que se han salido por el orificio anal y quedan apretadas con el esfínter anal. De ese modo el flujo sanguíneo no puede seguir el recorrido y se sufre una trombosis venosa anal.

Como curar las hemorroides trombosadas de forma natural

Como curar las hemorroides trombosadas de forma natural

¿CAUSAS y SÍNTOMAS de las que provienen las hemorroides trombosadas?

Una de las formas de reconocer una hemorroide trombosada es el dolor que se percibe de ella. Casi siempre que una hemorroide te hace sentir muy adolorido/a y la incomodidad crece como si tuvieras algo que punza cada vez más en el ano es porque las hemorroides se han trombosado.

Pero, ¿Qué causa las hemorroides trombosadas? Muchos de tus hábitos pueden estar siendo los causantes que provienen las hemorroides y que posteriormente se produzcan los trombos. Entre esas te puedo mencionar las siguientes:

Posponer la hora de defecar

Naturalmente el cuerpo en su reloj funcional establece un tiempo determinado en el que la digestión termina y se deben evacuar los desechos. Si por algún motivo no te permites hacerlo así, las heces se quedan acumuladas y el ano recibe la sangre que no usará sino que se estancará.

Si esto se repite con mucha frecuencia, las hemorroides no tararán en aparecer y los riesgos de que se conviertan en hemorroides trombosadas están latentes.

Tener constipación o estreñimiento

La constipación o como mejor se le conoce estreñimiento, puede venir de la causa anterior o estar siendo una causa individual. Cuando el proceso digestivo se produce accidentadamente, la materia fecal pasa mucho tiempo en el colon y los líquidos que quedaban para darle cuerpo se absorben.

La materia fecal que se ha formado durante el estreñimiento tiene que salir, pero cuando lo hace es demasiado dura por lo que el cuerpo debe hacer más fuerza y aplicarle más presión al esfínter, lo que significa que se envía más fluido sanguíneo a la zona anal y allí se estanca.

Estar embarazada

El embarazo es un periodo en el que la circulación sanguínea debe funcionar con más esmero. Pero la zona anal no siempre tiene la fuerza para soportar tantos cambios. El peso del bebé es uno de los factores que hace que aparezcan hemorroides trombosadas en una mujer.

Igualmente, hay muchas otras causas que pueden provenir las hemorroides trombosadas, ya sea la falta de consumo de fibra, el requerimiento de pasar tiempo sentados, la falta de ejercicio, la debilitación venosa progresiva, entre otras.

CONSEJOS y Remedios para curar el dolor de las hemorroides trombosadas

Sinceramente las hemorroides trombosadas no son muy rápidas de tratar y en la mayoría de los casos se deben complementar los medicamentos con remedios caseros para obtener beneficios a mediano o corto plazo.

En ese sentido, aquí te recomendaré algunos remedios que son muy favorecedores para que puedas curar el dolor sentido por las hemorroides trombosadas y que de manera progresiva vayas eliminando todas las molestias.

Paños helados

El frio se usa como forma de reactivar la circulación y contraer las venas inflamadas, con resto el dolor sentido se reducirá casi por completo, proporcionándote la recuperación pronta.  Para hacerlos tienes que humedecer dos paños pequeños y ponerlos separados en el refrigerador.

Cuando el dolor sea más intenso solo deberás tomar uno de los paños, doblarlo y colocarlo entre tus nalgas, de modo que toquen las hemorroides trombosadas. Debes ir colocándolo poco a poco porque si lo pones rápido el frio puede quemar el área y ocasionar trauma local.

Infusión de centella asiática

La centella asiática se puede tomar y aplicar localmente. Para el dolor es ideal que realices una infusión abriendo tres capsulas de centella asiática y aplicándola a 2 tazas de agua hirviendo.

Se debe aplicar en las hemorroides trombosadas cuando esté fría la infusión y con ayuda de una gasa. Aunque la infusión puedes aplicarla 2 o más veces al día, es importante que no uses el mismo pedazo de gasa.

Baño con milenrama

La flor de milenrama se puede comprar en herbolarios. Esta planta es muy beneficiosa para bajar la inflamación y el dolor de las venas y por tanto de las hemorroides trombosadas. Solo se debe hacer un té con un litro de agua y un puñado de dicha planta y realizar baños de asiento con ella.

Aunque las hemorroides ya estén trombosadas siempre habrá una forma natural de curarlas o al menos reducir sus molestias. Claro que, si la incomodidad no remite con estos remedios será necesario visitar al especialista en hemorroides y problemas venosos.

Referencias y Fuentes

Por Favor ayúdanos a que esta información sobre Prevención de enfermedades llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo Tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en algunas de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

Leave a Reply